Autorregulación

Brasil.- Con el objetivo de generar más eficiencia en la gestión pública y concentrar los esfuerzos en actividades que requieren una regulación específica, la Superintendencia de Seguros Privados (Susep), a través de una Medida Provisional emitida por la Presidencia de la República, deja de regular la actividad de los corredores de seguros.

La iniciativa llega con el entendimiento de que la actividad se encuentra madura para operar en un entorno más flexible, sin la presencia del regulador, como sucede en varios otros sectores de la economía. La autorregulación traerá más eficiencia y más libertad a la industria de seguros.

Los corredores de seguros ya no están sujetos a calificación y reinscripción, previamente realizada por Susep, lo que significa menos costos para ambas partes.

En los últimos años, con un gasto público limitado y frecuentes recortes presupuestarios, Susep ha tratado de aumentar su eficiencia regulatoria. La autorregulación de los corredores aparece como una opción viable dentro de este proceso.

Hoy, los corredores representan alrededor de cien mil registros, entre particulares y empresas. Se entiende que el desarrollo del sector será más prometedor si se permite a la actividad misma organizarse en torno a la autorregulación, estableciendo sus propios procedimientos.

La autorregulación es un reclamo antiguo en la actividad de los corredores de seguros y la medida traerá beneficios a los propios profesionales y al mercado en general, beneficiando en última instancia a los consumidores de seguros.

Fuente: www.fenacor.org.br