El aprendizaje automático de los dispositivos de inteligencia artificial, el reto a superar por parte de la intermediación aseguradora

Inauguracion

Los discursos de inauguración del presidente de COPAPROSE y ACOAS señalaron el riesgo que supone la pérdida de la relación con el cliente, fortaleza tradicional de la intermediación de seguros, que puede quedar en manos de la inteligencia artificial.

Del 15 al 17 de mayo Cartagena de Indias acogió, en Colombia, el ‘XVII Congreso Regional COPAPROSE‘, que congregó a más de 200 líderes del sector asegurador latinoamericano y también representantes del sector de España y Portugal. La cita, bajo el lema ‘Cómo afrontar los retos y fortalecer la intermediación de seguros en la era digital’ estuvo organizada de forma conjunta por COPAPROSE (Confederación Panamericana de Productos de Seguros) y ACOAS (Asociación Colombiana de Corredores de Seguros), y fue inaugurada, por este orden, por sus respectivos presidentes Francisco Machado y José Orlando Montealegre.

«La figura del intermediario profesional de seguros aporta su conocimiento y su actividad en asesorar a los asegurados tanto para la contratación del seguro como para las tareas de resarcimiento y percepción de las indemnizaciones por el daño sufrido» planteó al inicio de su intervención el presidente de COPAPROSE, Francisco Machado. Mach

ado también hizo hincapié en que «para que nuestra profesión pueda tener su continuidad en esta era digital resulta de vital importancia mantener y reforzar nuestra competitividad. Además de los valores que aportamos para este sector habida cuenta del entorno progresivamente abierto y globalizado en que debemos actuar además de relacionarnos».

Impacto de la inteligencia artificial en la intermediación de seguros

Una reflexión que complementó durante su intervención el presidente de ACOAS, José Orlando Montealegre: «la intermediación de seguros y casi todas las actividades y oficios están en un mar de incertidumbre frente al desarrollo de la difusión tecnológica. La inteligencia artificial plantea que aquella diferencia comparativa que manteníamos los usuarios sobre las máquinas de medir los deseos, las elecciones y las emociones ya no son patrimonio exclusivo nuestro sino que también lo pueden hacer las máquinas».

Montealegre emplazó a los asistentes al foro a afrontar la nueva realidad ya que «aun cuando el tema tecnológico es hoy lugar común en todo tipo de foros y simposios lo cierto es que su impacto en la mediación de seguros no es una especulación, es actual, es real. Y puede ser devastadora si no se adoptan las medidas de adaptación a las nuevas realidades».